Guía EBA AB 2021/2022

Con varias semanas de antelación sobre lo que era habitual en otras temporadas, arranca una nueva edición de la Liga EBA AB, acostumbrada a ponerse en marcha en el mes de octubre. Destaca la ausencia de un histórico como Estudiantes Lugo y la reaparición de un Marín Peixegalego que vuelve a las competiciones FEB dando continuidad a más de un lustro de constantes cambios de categoría. Junto a ellos, filiales ACB (Obradoiro) y LEB Oro (Oviedo), representantes de plazas históricas (Ourense, Gijón, León, Valladolid), eternos candidatos (Chantada) y recién ascendidos como Claret.

Sistema de competición

Tras una temporada completamente anómala en la Conferencia A, en la que el número de equipos aumentó hasta los 33 divididos en tres grupos distintos, se retorna a los dos habituales (AA y AB) integrados en esta ocasión por 16 equipos cada uno de ellos. También vuelve la Final a cuatro a disputar entre segundos y terceros clasificados de ambas ligas regulares, de la que saldrá al tercer representante de la Conferencia Norte en las Fases de Ascenso a LEB Plata, acompañando a los campeones de ambos subgrupos. Estos dos equipos no competirán por la primera posición de la Conferencia, sino que se concederá al que tenga mejor balance de victorias y derrotas (en caso de empate, se acudirá al average).

Una de las grandes protagonistas de esta temporada será la lucha por la permanencia, pues se dispara el número de plazas de descenso a Liga Nacional hasta un total de 12, seis por cada subgrupo. Como siempre, este número podrá incrementarse o reducirse en función de los ascensos y descensos entre esta Conferencia y la LEB Plata.

Configuración del Grupo AB

Galicia y Castilla y León se reparten de forma paritaria catorce de las dieciséis plazas de este grupo. Los gallegos son uno menos de los que había el año pasado en el AC, pues el ascenso de Marín Peixegalego y Bosco Salesianos Ourense no compensa los descensos de Calvo Basket Xiria, Costa Ártabra y Estudiantes Lugo Leyma Natura. Por otra parte, a los dos equipos leoneses, que siguen un año más, se unen USAL La Antigua, Universidad de Valladolid, CB La Flecha y Hereda Ávila Auténtica El Bulevar, que el año pasado estaban en el AB, y el ascendido Claret Innoporc. Completan el grupo los dos los asturianos, que suponen uno más que el año pasado, al unirse el filial de Unicaja Banco Oviedo a Corinto Gijón Basket. Todos ellos darán representación a 10 provincias distintas, devolviendo los largos desplazamientos a un grupo de amplia representación territorial.

USAL La Antigua

El equipo charro vuelve a jugar otra campaña en EBA con vitola de favorito. La pasada, tras una enorme fase de grupos, llegó sin gasolina a la Fase Final, pero quién sabe si la experiencia adquirida se volverá ahora crucial para llegar lejos. El equipo Óscar Núñez ha sabido mantener piezas claves (Harrison, Yengue), seguir con la presencia de jugadores de cantera y fichar buenos refuerzos (Moro, Ukawuba, Kiris) en pos de buscar la palabra equipo en su sino.

Se marchó Gacic a Plata y el equipo ha apostado por algo diferente, rehuyendo de la figura del base clásico para contar con varios jugadores buenos manejadores para subir el balón. Con un equipo físico, la idea parece clara: apretar y ser letales en la transición. Si tuviéramos que buscar un sustituto como tal para Gacic podemos decir que para ello llega desde Plata Ángel Moro, que tendrá que demostrar que ha olvidado las lesiones y disfrutar del juego. Un combo guard intenso y letal a campo abierto, aunque en ocasiones cayendo en la precipitación. Bonita apuesta por parte de Tormes.

El perímetro es poderoso. Llega el potente Rob Ukawuba, un jugador que marca diferencias y que es un todoterreno atrás y adelante. Sigue el versátil Kupa’a Harrison, que hace de todo y que ayuda en muchas facetas (anotando, reboteando…). Vuelve al ruedo Acoydan McCarthy, otrora estrella en categorías inferiores a la que le ha costado en la elite, pero mantiene intactos su físico y su calidad individual, siendo letal a campo abierto y vertical (si se lo cree puede ser una agradable sorpresa). La cantera seguirá creciendo en presencia: Jorge Morán es un valor seguro en el ‘tres’ por su físico y capacidad para anotar desde el triple o media distancia, Pedro de la Calle es experiencia y muñeca, mientras que Sergio Moreta y Jorge Miguel Bejarano buscarán ganarse minutos.

El juego interior tendrá a Nelson Yengue (y sus muelles) como principal valedor (buen juego sin balón y siempre atento al rebote). Llega desde Becedo el turco Erkam Kiris, un 4.5 móvil, atlético, con mucho juego sin balón y de alta capacidad reboteadora (si crece la consistencia de su tiro exterior llamará la atención de equipos LEB). Los centímetros de César Yáñez deben ser importantes en este equipo, además de su sentimiento charro. Completa el plantel Antonio Morales, un jugador con condiciones y movilidad, pero que debe buscar la estabilidad para crecer tras llegar a Plata hace dos cursos.

Uno de los favoritos y un rival a batir. Ha mantenido piezas clave, tiene un entrenador experimentado y llegan con el aval de la temporada pasada. Equipo a seguir.


Ucoga Seguros CB Chantada

Un clásico de las Fases de Ascenso. El modesto cuadro lucense siempre está donde debe estar y buena parte de ese éxito corresponde a Alberto Fafián, un entrenador exigente al máximo que saca el mayor rendimiento a todas las piezas de las que dispone. Como no iba a ser un verano diferente, los de Chantada se han reinventado de nuevo, aprovechando los descensos de equipos colindantes para hacerse con piezas importantes.

La baja de Martín Rodríguez ha dejado un vacío importante en el base, pero hay buenos sustitutos. Andrés Corral, con muchos años en Estudiantes Lugo, llega para aportar su visión de juego y calidad de pase. A su lado, el incombustible veterano Rubén Pernas, listo como pocos y peligroso desde lejos, mientras que el descaro lo pondrá Hugo Rey, ya como sénior esta temporada.

El perímetro ha cambiado bastante. El portugués Rui Nery llega desde la primera división de su país (tiene físico y es buen tirador de tres en catch and shoot), Guzmán Gómez dará ese juego suyo tan característico (desborde, triple y fundamentos ofensivos desde el backcourt), Adrián López aportará equilibrio y Jorge Aller, tras su buena temporada en Costa Ártabra, debe dar ese mismo paso adelante en Chantada. Para el ‘tres’ alto continua el físico de Álex Barcos.

Por dentro, Cristian Iglesias es el nombre; un jugador que sabe usar su físico en el poste o anotar desde fuera con regularidad, llamando constantemente a las puertas de categorías superiores. El refuerzo estrella es Rubén Rey, con un tremendo juego de pies e instinto para el rebote, mientras que el Factor X debe ser Oliver Harri y su rendimiento (el internacional boliviano con pasaporte suizo es un interior con instinto reboteador que busca darse a conocer en Europa).

Sin duda, el gen competitivo que inyecta Fafián a sus pupilos y su reciente triunfo en la Copa Galicia EBA hacen que los chantadinos salgan de nuevo con el cartel de favoritos, a pesar de ser un curso más un humilde proyecto que contará con numerosos cambios en la plantilla.


obradoiro

Obradoiro Silleda

Todo indica que el filial ACB volverá a dar mucha guerra este curso y copar los puestos altos. Denís Pombar no falla desde el banquillo y sabe crear una sintonía de equipo a la vez que los jugadores franquicia evolucionan. Ya no están Jofresa o Fernández, pero los refuerzos han sido de alta gama, como Huguet, Garello o Cal.

En el uno, el balear Christian Hernández vivirá su primer año sénior; con un talento ofensivo brutal, debe ganar consistencia en el control del juego para demostrar todo el talento que tiene. Tendrá un buen mentor como Javi Cal, que llegó a disputar minutos en ACB con el primer equipo y que regresa como como hijo pródigo (trabajo defensivo y claridad de ideas en ataque, siempre pensando en asistir antes que en anotar). Otro que llega es el balear Sergi Huguet (desde Oro), que será una de las estrellas del grupo (amplios registros, siempre atento al rebote y con buena técnica individual).

Junto a ellos, el descaro y la velocidad del combo guard Miguel Souto, las ganas de Fernando Bello y dos aleros altos como son el hombre-bisagra Guillermo González (un jugador de ritmo diésel, pero amplio recorrido y proyección) y Santi Paz (regresa a Galicia tras formarse en Torrelodones en sus años júnior). En la zona sigue Nilo Barreiro, cuyo estilo de juego streetball creará quebraderos de cabeza a sus rivales en cada partido, así como su juego fuera-dentro (sus ganas y su empuje le hacen sumar con facilidad); continúan también Miguel Paz y Miguel López (buena evolución el pasado curso), dos hombres de la casa que saben su cometido y no fallan. Desde el Júnior llega el internacional español Carlos Taboada, con muchos centímetros y presencia, pero aún verde. Seguro que también aportará físico el júnior Berthold Eluku. Cierra la batería interior el otro fichaje estrella: el combo forward ítalo-argentino Vicente Garello, que destacó en Sagrado Corazón Cáceres por su gran facilidad para sumar y su movilidad, corriendo la transición y aportando mucha lucha.

Un bloque joven con buenas pinceladas de autor y que siempre ronda los puestos altos. Debe dar la campanada.


Basket León

ULE Basket León

Ciudad mítica de baloncesto, León vuelve a contar con dos equipos en EBA y uno de ellos es el Sénior de ese semillero de jugadores que es el Colegio Leonés. La temporada pasada aspiraba a lo más alto, pero se dio de bruces con la realidad de la categoría. Este curso busca llegar lo más lejos que pueda. Hay cambio en el banquillo, en donde se sentará un hombre de la casa como Luis Castillo, apoyado por un Alexis Álvarez que ya estaba en la estructura del EBA.

Alan Morchón vuelve al equipo y cogerá el puesto de base titular; tendrá que afianzar su juego como base titular en vez de ser un jugador que revoluciona los partidos. A su lado, Álex Fernández (vuelve a primera línea de fuego) y Diego Bultó, que le ayudarán en ese cometido. En el perímetro, mucho ojo a la llegada del joven argentino Fede Copes, un jugador de gran futuro y que sorprenderá (tirador atlético, buen lanzamiento exterior, buen primer paso y poderoso en la transición). También ha llegado Xavi Elvira, que vivirá su primera experiencia lejos de Lleida; hablamos de un ‘dos’ de buen físico, letal a juego abierto y con tiro de tres a pies quietos. La continuidad de Rodrigo Llamas es otra buena noticia; un jugador muy joven, de buena planta, siempre atento al rebote, penetrador y que debe ir consolidando su tiro exterior.

Por dentro, Đorđije Marinović debe buscar la regularidad para sacar todo el nivel que tiene y ser la referencia. Rango de media distancia, movilidad, buen roller… Debe ir a más esta temporada. También debe ser un año a crucial para Víctor Pérez y sus muelles; el ala-pívot cedido por CDP debe creerse todo el baloncesto que lleva dentro e intentar ser más regular para destacar. Cierra la batería interior el luchador Raúl Mata.

Un equipo que sigue anhelando reverdecer viejos laureles y con una estructura de club más fuerte. Falta que el Sénior dé ese espaldarazo con una buena temporada. Debe ir partido a partido para que la competición le diga dónde está.


Porriño

Porriño Baloncesto Base

Porriño se ha asentado pasito a pasito en la EBA y su etiqueta de equipo correoso le hace siempre coquetear con la zona media-alta. Jenaro Alonso desde el banquillo siempre le da un plus. La continuidad del bloque principal es uno de sus puntos fuertes. Ya ha demostrado en la Copa Galicia EBA que la importante ausencia de Cabaleiro puede ser cubierta por una mayor aportación de otros jugadores.

Lucas Vaquero volverá a tener el papel de hombre para todo, un jugador capaz de generar baloncesto, anotar, crear opciones y que siempre es uno de los mejores del grupo año tras año. Javi Cardito pone la electricidad y el tiro exterior desde el ‘uno’ y mucho ojo al crecimiento de Manu Varela en una temporada que puede ser importante para él para demostrar su talento ofensivo. Para dar relevos Iker Besada pondrá su alto IQ desde el ‘uno’; veremos cómo responden los jóvenes Iñigo González y Jens Kjærsgaard al reto.

Por dentro, Javi Domínguez (muy cómodo en su papel de ‘cuatro’ abierto), el joven Joel Martínez (crecimiento continuo de un hombre que sabe usar sus espaldas para dominar la zona) y el buen trabajo oscuro de Óscar Rodríguez y Dani García. Un cuarteto que parece que no brilla, pero que es decisivo en cada partido y que consigue que las rotaciones no bajen el nivel.

Un equipo de esos pegajosos de EBA, capaz de derrotar a cualquiera y que seguro que como local vuelve a hacer de su pista un fortín.


Gijón

Corinto Gijón Basket

Cuarto año de Fran Sánchez en el banquillo. En este curso se ha transmitido la idea de dar ese salto de calidad para intentar las cotas que se suelen resistir. Lo más importante es la continuidad del bloque, a pesar de la vuelta a EBA del filial del OCB, y la renovación del jugador franquicia (Fernando Fernández Noval). El que no sigue es el naviego José Antonio López, una baja sensible (jugará en el AA con LogroBasket). Al equipo aún le faltan dos piezas que deben llevar el peso, un base y un interior de garantías, seguramente los que marquen los designios de este bloque.

Sigue el pequeño base veloz Sergio Arias, raza pura y sin miedo a nada. Iago Fernández busca recuperarse cuanto antes de su lesión para ser ese peligro desde lejos. Una renovación clave ha sido la del surfero Charly Suárez, que ha dado ese paso atrás para dejar de ser ese tirador unidimensional (está ante una temporada clave para demostrar que puede llegar lejos). Michu González también sigue y busca olvidar al fin las lesiones y demostrar que puede ser un alero multiusos. Para cubrir la baja de López llega el belga Benjamin Janssens, otro tipo de jugador: trabajador, sobrio, penetrador y con instinto de rebote. Desde la cantera del Fuenlabrada llega Santi Fernández, un jugador de buena mano que se ha ganado su sitio en pretemporada.

Por dentro, Fernando Fernández Noval volverá a hacer de todo: desde atrapar ese rebote imposible a anotar en transición, crear en el poste o abrirse en el pop para conseguir el triple. Para dar relevos sigue el gladiador Tona Campoamor, al que le da igual con quién pelearse en la zona. Además, el incombustible Diego Sánchez seguirá dando lecciones de baloncesto mientras ejerce también de director deportivo. Desde el filial llega Toni Mendes para aportar centímetros.

El cuadro gijonés debe tener el objetivo de estar en la zona alta, minimizar errores, confiar en sus posibilidades y aprovechar la continuidad del núcleo duro, donde los jugadores jóvenes deben dar ese paso.


reino de leon

Leclerc Caja Rural RdL

Uno de los equipos sorpresa de la pasada temporada vuelve a la carga con cambio de entrenador. Tras su buen trabajo, Bea Pacheco salta a la Liga Femenina Challenge, siendo sustituida por un joven con mucha hambre como es Álvaro Somovilla. Un bloque que se conoce de sobra y que ha sido apuntalado con el retorno de leoneses que dan aún más empaque, como se ha podido comprobar con el triunfo en la Copa CyL EBA.

Un equipo con nombres importantes como el del riojano Miguel Domínguez, que se disfrazará un año más de jugador total capaz de hacer todo desde el perímetro. Por dentro, el croata Demian Balaško puede sorprender en la liga con su calidad, juego de poste y rango de tiro. También estará en la pintura un Sergio Martínez que sigue siendo un ‘cinco’ decisivo en EBA (su tamaño y movimientos le hacen muy poderoso en ataque, además de proteger el aro atrás).

Pero no están solos. Sin un base director como tal, hay muchos jugadores interesantes: David Arija es un base con planta, descaro y verticalidad, Kike Flórez retorna a León para ser el especialista defensivo y el polivalente Jaime Llamas seguirá creciendo y haciendo daño con su 1×1. Luego hay varias piezas que dan buenos minutos en la segunda unidad, son los casos de Raúl Fernández y Javi López (tiro exterior), mientras que Pablo Fernández y Alejandro Marcos, a pesar de su escasez de centímetros, seguirán aportando intensidad por dentro. Los jugadores del Nacional cubrirán cualquier eventualidad.

Una escuadra que ha dejado claro ya en pretemporada que por qué no soñar, pero manteniendo los pies pegados al suelo y asegurando la permanencia como primer objetivo.


UVa

Universidad de Valladolid

Un equipo superviviente que siempre se las ingenia para mantener la categoría, con un buen entrenador como Domingo Cano que siempre busca maximizar las virtudes de sus jugadores. Este curso puede ser más complejo, pues las salidas de jugadores con peso como la máquina anotadora Javi Martínez, Herreros, Pescador o Pedro González hacen que el plantel tenga que recomponerse. A cambio, ha conseguido la vuelta de Alberto García, un combo forward con experiencia en la categoría, muy móvil, peligroso en el pop y siempre atento al rebote. Álvaro Encinas, tras su fichaje frustrado en Irlanda el pasado curso (competición cancelada), regresó a casa en invierno y esta temporada será crucial su aportación por dentro, junto a García. Jugadores como Álex Heras y Javier Burgoa deben dar un paso adelante en el backcourt, al igual que Nacho Sierra por dentro. Por su parte, jugadores como Rubén Padrones, Luis Gago, Manu García y David Segura ayudarán desde la segunda unidad, como hará su otro fichaje, el base Carlos Ruiz (llega desde el filial de La Flecha).

En una temporada con seis descensos, el objetivo del equipo universitario debe ser la permanencia mientras sus secundarios crecen en responsabilidad.


Óbila

Hereda Ávila Auténtica El Bulevar

Época de cambios en Óbila tras el descenso desde Plata, donde estuvo muchos años. La temporada pasada no fue como esperaba y sufrió en sus propias carnes la dureza de la EBA. Este curso, apoyado por el Grupo Hereda, también inmerso en los proyectos de Miraflores (ACB) y COB (Plata), ha buscado dar un giro al equipo. La primera piedra fue el cambio en el banquillo. con el fichaje del experimentado entrenador argentino Carlos Oswaldo Gómez, que vuelve a España (estuvo varios años en Ourense). El equipo ha cambiado bastante su fisonomía, pero ha apostado por renovar a dos piezas de peso en EBA como son el experimentado exterior Antonio Izquierdo y la máquina de anotar Ezequiel Herrera.

Para la dirección del juego han apostado por el joven catalán Álex Talamino, que tiene físico, destreza y desequilibrio y puede ser una de las revelaciones del grupo. Desde el sur llega Mario García para cambiar el sino de los partidos, mientras que el argentino Alejo Rodríguez dará P&R y carácter. En el perímetro, además de los citados Herrera e Izquierdo, otra de las apuestas interesantes es el leonés Guillermo Rodríguez, que ha demostrado ser valioso en EBA con su físico, tiro y rebote (y crecimiento cada temporada). A ellos se unirá la fuerza del argentino Yaroslav Dagotto.

La pintura es variada. Milo Vukčević aportará versatilidad en una categoría donde ya acumula temporadas de experiencia. David N’Diaye, tras su temporada discreta en Plata, baja un escalón para volver a intentar ser importante en una función de protector del aro. Desde Argentina también llega Marco Villalba, un jugador con buenas referencias, capaz de muchas cosas y que habrá que comprobar cómo se adapta y el rendimiento que da.

En su vigésimo aniversario y con la tranquilidad que supone tener detrás al Grupo Hereda, Óbila ha apostado por un cambio “a la argentina” con el objetivo de crecer partido a partido y ver hasta dónde puede llegar si se conjuntan las piezas.


La Flecha

CB La Flecha

Varios cambios también en las flechas, que cierran ciclo tras la salida de Roberto González y Alfredo Calle hacia LEB Oro (RVB). Coge las riendas del equipo un hombre que ya estaba dentro del club como es Juan Vicente Vélez, que llega desde el filial de Nacional (que hizo una gran temporada). Respecto a la plantilla, hay que destacar que ya no está Chivi Merlo (CDP), pero sí sigue el núcleo duro.

Millán López seguirá siendo el ejecutor del perímetro, un killer con todas sus letras que te puede cambiar un partido. Edu Castaño seguirá siendo ese base pequeño eléctrico que crece cada campaña y Héctor Parras volverá a ser el hombre fuerte en la zona. Pero no están solos, porque Dani García volverá a ser importante en el perímetro haciendo el trabajo que no se ve, mientras que jugadores como Pablo Cendón, David Paniagua, Pablo Martín, Dani Barriuso y Anxo Estany seguirán aumentando su cuota de participación.

La entidad de Arroyo de la Encomienda ha aprovechado el descenso del filial del Real Valladolid para hacerse con sus hombres fuertes: el combo forward David Fernández (aportará mucho al lado de Parras) y David Díez y Ángel Pérez Zapatero (refuerzos para el backcourt).

La Flecha siempre se caracteriza por ser un equipo incómodo, con un juego vistoso y alegre. Habrá que ver el sello que ponga su nuevo entrenador, pero si la nota de autor sale bien puede ser una sorpresa, aunque el objetivo debe ser salvar la categoría.


santodomingobetanzos

Santo Domingo Betanzos

Otro clásico de la EBA, con un bloque de jugadores que se conocen a la perfección. Otro banquillo en el que hay cambio, llegando un cnico que conoce la categoría y que es un excelente motivador de jugadores, sacando siempre buenos resultados. Hablamos de un Diego Fernández que vuelve a Galicia tras su experiencia danesa.

Su columna vertebral sigue intacta. Dani Martín será ese triplista killer desde el backcourt, Will Pereiro mostrará ese físico que hace estragos (mucho baloncesto dentro) y completa el tridente el bailarín de la zona Marcos Rozas (un seguro del doble-doble). Siguen también jugadores importantes como Jorge Abelleira (equilibrio desde el ‘uno’), Amir Valcárcel (lucha en la pintura) y el combo forward Fernando Vidal (muñeca). Desde el equipo B se incorpora Brezo Shephard, ya con minutos en varios partidos (energía total en la pintura a pesar de su liviano físico), llegando desde júnior Jorge Cayado. Ojo al refuerzo estrella, el interior Pepe Moreno (ex Costa Ártabra), con mucha movilidad y facilidad para sumar puntos y rebotes y que formará un dúo de nivel con Rozas. El cuadro betanceiro siempre incorpora algún jugador foráneo interesante, y en este curso se suma al equipo el experimentado combo guard dominicano Yohansi Minaya (ex Peixe y CDP), un jugador atlético y con mucha capacidad en el 1×1.

Un club mítico que otro curso más luchará por la permanencia, pero sin renunciar a nada y con un bloque de jugadores capaz de brillar por momentos, como han mostrado en otras ocasiones.


Culleredo

Traumacor Culleredo

Salvaron la categoría en la recta final y los pupilos de Luis Fraga no querrán volver a pasar apuros. Para ello, confían en su columna vertebral, a la que regresa Mario Cabanas, que con sus centímetros y experiencia eleva el nivel del equipo. Por su parte, el base físico Álvaro Añón, que afronta su último año U22, ha ido puliendo su tiro y está ante una temporada importante para ver si tira hacia arriba o hacia abajo. Otro renovación importante es la de Pau González, que sorprendió la pasada temporada (una lesión le privó de terminarla): a pesar de su juventud será de nuevo el estilete ofensivo. Por dentro, Christian Añón volverá a exhibir su pundonor. El único fichaje anunciado hasta la fecha es el del joven combo guard Lucas Álvarez, que buscará explotar en un equipo donde los jóvenes siempre tienen su sitio.


Peixe1

Marín Peixegalego

Regresa a EBA un clásico de las Ligas FEB. El modesto equipo gallego ha sido durante varias temporadas un equipo ascensor, ganando la EBA sin conocer la derrota, llegando hasta LEB Oro en dos ocasiones y, en un curso tan duro como fue el postpandemia, decidiendo no salir en Oro a pesar de tener los derechos. Pero Peixe no falló, jugó en Primera Nacional y subió a EBA. A pesar de su juventud, Iván Villaverde, que sigue en el banquillo, tiene amplia experiencia y conoce la categoría, lo que siempre es un plus.

La base del equipo será la de la pasada temporada. Jacobo de Benito volverá ser el motor (base desequilibrante y con alta visión de juego). Germán Rodrigues ayudará en la dirección. En el perímetro, dos jugadores con experiencia en EBA sobrada: Pablo González (otro jugador de la casa) y el versátil Juan Castro (tras su paso por Obradoiro, CDP y Óbila ha encontrado en Marín el lugar donde tener confianza y poder exhibir su calidad, algo que hará, además, al lado de su hermano, Pablo Castro, un joven de la casa). Por dentro siguen dos jugadores básicos la pasada temporada: el joven Álvaro Filgueira, que lo hizo muy bien, y el físico del estadounidense Dramell Hogan. Volverá a sentir el calor de A Raña el veterano Joseba Aramburu (cumplirá cuarenta en nada), que regresa al baloncesto nacional tras varios años en el extranjero aportando presencia interior y saber estar. Otro regreso, tras su estancia en el sur, es del base de la casa Andrés Santiago. También tiene ficha Daniel Villalobos, un exterior con pasado en varios equipos EBA.

Un equipo al que nunca se puede descartar porque siempre lo da todo, algo que lleva en su ADN.


BoscoOurense

Bosco Salesianos Ourense

Enorme 20/21 la del equipo ourensano, que se coló en la Fase Final de la Primera Nacional gallega y sorprendió en semis al Obradoiro para llegar a la final, teniendo el derecho al ascenso a EBA. Al frente del banquillo continúa Raquel Salgado, al igual que la columna vertebral del equipo de Nacional (David Sequeiros, Pablo Rodríguez, Martín Pereira, Gabriel Pretou, Brais Pérez y Juan Blanco). A ello se une el experimentado interior David Guerra, para poner peso en la pintura (además de su buena mano), y cuatro importantes jóvenes que recalan en el equipo tras el acuerdo de vinculación con el COB (Plata).

Josep Fermí Cera, tras formarse en Basket Zaragoza, vivirá su primera temporada sénior; llega al equipo para mantener su ritmo eléctrico y desequilibrante desde el ‘uno’. Desde los Estados Unidos llega Ousmane Sima, con paso anterior por la CBAcademy; un alero zurdo con buena mano y capaz de aprovechar su físico en defensa. También vinculado con el COB estará el joven internacional costamarfileño Lionel Kouadio, que consiguió la plata en el último AfroBasket; exterior vertical de zancada larga y que llega con la vitola de haber sido el MVP de la liga N1 de su país. La cuarta perla vinculada llega desde Argentina y es Tomás Chapero, un interior internacional en categorías inferiores que buscará crecer y olvidar las lesiones que han detenido su progresión; hablamos de un interior móvil, con fundamentos, con envergadura de impresión que le hace proteger el aro y que debe ganar en solidez.

Un equipo novel en el que los renovados dan el salto a EBA, mientras los jóvenes vinculados progresan y buscan oportunidades en Plata.


ocb

Unicaja Banco Oviedo B

Vuelve a EBA el filial del OCB, equipo de LEB Oro. Los chavales se lo ganaron en la pista y el club correspondió haciendo el esfuerzo para que ellos disfrutaran de su premio. Habrá cambio de entrenador, debido a que Alejandro González fue ascendido a segundo entrenador del Oro y la compatibilidad se antojaba complicada, pero vuelve un hombre de la casa al banquillo como Agustín Munárriz, que fue el entrenador en la 18/19, la última estancia en EBA del filial carbayón. Sin embargo, el bloque se ha rejuvenecido bastante respecto a esa temporada y solo siguen de aquel curso el combativo Lorenzo Meana y el interior Raúl Quirós, que aportará centímetros y experiencia en un bloque joven.

Sin prácticamente cambios, solo son dos los jugadores que se estrenarán con la elástica ovetense y ambos estarán en doble dinámica Oro-EBA. Por un lado, el combo guard Nacho Arribas (llega desde el Real Canoe) y el ‘cinco’ grande con buena mano Roberto Cubero (debería ser el jugador franquicia).

Gonzalo Huerta, que llegó la pasada temporada desde Alicante, ofrecerá su muñeca triplista. Otro de los nombres a seguir es Fran Sánchez, un alero de buena presencia física que acabó la pasada temporada en EBA; con mucho camino por recorrer, tiene físico y calidad para ello. Desde el júnior llegan jugadores como Mario Méndez, Jaime del Nero y, sobre todo, Fernando Suárez, que ha estado toda la pretemporada con el primer equipo.

Un filial sin nada que perder y que debe divertirse en cada partido mientras sus jugadores disfrutan de este banco de pruebas que es la Liga EBA.


Claret

Claret Innoporc

Quince años después, el baloncesto segoviano regresa a EBA. Y lo hace con un bloque de jugadores locales muy jóvenes que, bajo la batuta de Christian Álvarez, consiguió un meritorio ascenso la pasada temporada. Tras obtener el derecho a subir y una vez superadas las dudas iniciales, la entidad castellanoleonesa logró el soporte económico para salir en EBA, aunque ha tenido problemas con las instalaciones para poder entrenar lo que se le exige a un equipo de la categoría. Pero todos estos contratiempos no le han hecho perder ni un ápice de la ilusión que significa jugar en la cuarta división nacional. Consciente de que va falto de kilos y centímetros, buscará compensar sus virtudes con un juego abierto y ofensivo sin miedo a nada. Solo han llegado tres jugadores, uno desde otro club de la ciudad (Adrián Segovia, ex CD Base) y dos desde la Nacional madrileña (Gerard Mejías y Alex Young, este último antiguo internacional español en categorías inferiores), que ayudarán a jugadores como Diego Pérez y Oumar Drame. Junto a ellos, Javier Lázaro, Pablo López, Eduardo Martín, Jorge Mínguez, Nicolás Monedero, Miguel Pérez, Joel Yagüe y Jorge Úriz, que debutarán en EBA.

El conjunto segoviano ha juntado varias generaciones de jugadores locales para conseguir el salto de categoría y su objetivo será disfrutar de la experiencia de jugar en la misma.