Las cinco diferencias entre Ancelotti y Zidane en este arranque de temporada

Zinedine Zidane hizo sus prcticas en un banquillo de Primera junto a Carlo Ancelotti. Fue en la temporada 13-14, en la de la Dcima, y tom buena nota de los mtodos de Carletto. Siempre admiti que fue un gran maestro y cuando el francs cogi el equipo en enero de 2016 tard muy poco en demostrar que su escuela era muy parecida a la del entrenador italiano. Luego, los resultados y su propio estilo le catapultaron a la cima del ranking de tcnicos para competir con los Simeone, Guardiola, Mourinho, Klopp y compaa.

Ahora, los aficionados del Real Madrid ven en el banquillo a Ancelotti, del que esperaban lo mismo que con Zidane, pero que en solo dos meses de competicin ha demostrado que sigue evolucionando y que igual Zidane no se le parece tanto. Similares, s, pero no iguales.

La apuesta por Vinicius

Vinicius acab siendo titular cada temporada con Zidane, pero le cost imponerse y su confianza nunca fue mxima. Con Ancelotti, sin embargo, Vini es otro. Reforzado desde el primer da por el entrenador italiano, que le llam en medio de sus vacaciones para decirle que contaba con l viniera o no Mbapp, el brasileo est ofreciendo su mejor versin y reconoce a sus compaeros que es el mejor entrenador que ha tenido desde que lleg. Siente su confianza y eso le libera para jugar, sin sentir que tiene una guillotina en su cabeza.

Otra diferencia en torno al caso Vinicius es la reaccin de ambos entrenadores en la sala de prensa. Mientras que el francs nunca le regal elogios, Ancelotti no duda en alabarle para reforzar su autoestima. Dos maneras de motivar diferentes, uno desde la exigencia mxima y otra desde la alabanza, que en Vinicius no tienen el mismo efecto. El brasileo se siente mejor con la segunda, con la de Carletto.

Zidane, ms solidez defensiva

Los resultados de Zidane en su ltima temporada, pese a no ganar ttulos, fueron ms que notables. De hecho, de febrero a mayo slo perdi un partido, el de Stamford Bridge. Ancelotti ha seguido por su parte con la dinmica ganadora, sumando cuatro triunfos y un empate en los primeros cinco partidos. Y aunque los dos entrenadores proponen un ftbol ofensivo, el estilo es diferente.

Zidane prefiri crecer en esta segunda etapa desde la defensa. El francs se blind y cre un equipo que era una roca, con las lneas muy juntas para defender y con la posesin de la pelota como principal argumento para no encajar goles y recibir ocasiones.

Ancelotti, que ha admitido que necesita blindarse un poco ms atrs, ha apostado en este inicio de temporada por el intercambio de golpes. Menos posesin y ms galope, con jugadores fsicos como Vini, Casemiro, Valverde o Alaba en el once. Un ftbol muy atractivo que est dando muchos goles a favor… y mucho en contra tambin.

Con Zizou el equipo generaba menos peligro, pero tambin le hacan menos ocasiones de gol. De hecho, el Madrid no marcaba tantos goles desde la temporada 14-15.

Con Carletto ha vuelto Pintus

Zinedine Zidane fue el descubridor de Antonio Pintus como preparador fsico, pero su relacin se deterior cuando el francs se march del club blanco en junio de 2018. Pintus decidi seguir con Lopetegui y con Solari y el francs ya no cont con l en su segunda etapa. Lleg Dupont en su lugar.

Ahora, Ancelotti ha recuperado a Pintus por peticin del club y el resultado salta a la vista. El Madrid vuelve a ser un equipo ms enrgico este curso, aunque los problemas con las lesiones no se han marchado.

Ms jvenes y menos vieja guardia

16318893457443

En el Real Madrid, donde se sigue idolatrando a Zidane, no entendan algunas decisiones del francs con los jvenes, hasta el punto de que en las oficinas de Valdebebas algunos vean una clara diferencia entre la poltica deportiva del club y la de Zidane, que jams renunci a su vieja guardia.

Ancelotti, al menos en el inicio del curso, est apostando por el baby Madrid, dando ms galones a Valverde, confiando en Vinicius, colocando a Miguel por delante de Marcelo, dejando claro a Hazard que ya no es intocable…

El caso Bale

Zidane lo tuvo claro nada ms volver: no quera a Gareth Bale. Ancelotti no ha tenido ms remedio que quedrselo y ha intentado sacarle partido hasta que se ha roto. El francs impuso en este sentido sacarlo del vestuario y el italiano ha sido ms laxo en este asunto. Veremos el tiempo a quin da la razn, aunque la realidad con Bale es la de casi siempre: est lesionado.

.