Uno de los problemas que est teniendo la Joan Laporta a la hora de activar un cambio de entrenador es encontrar el sustituto que releve a Ronald Koeman si los prximos resultados no son satisfactorios. Se han barajado varios nombres, pero el que ms gustara al presidente est en la casa y se llama Jordi Cruyff.

Es una idea que le ronda al presidente desde hace tiempo. De ah que hablara de un comodn cuando anunci el acuerdo con Jordi Cruyff. Sin embargo, la posibilidad de que se haga este relevo no existe. El propio Jordi lo dijo en una entrevista en Marca el pasado mes de julio: “Nunca sustituir a Koeman en el banquillo, sera feo y tengo principios”. Y no ha cambiado de opinin.

A Jordi le llegan mensajes desde el club sondeando esta opcin por si fuera necesaria en un futuro, pero no hay ninguna posibilidad de que esto se haga efectivo. Al ex futbolista azulgrana le une una gran amistad con Koeman que viene desde hace muchsimo aos. Ronald ya era un gran amigo de la familia Cruyff a travs de Johan.

Jordi no piensa traicionar a un amigo sentndose en el banquillo. Valora mucho ms esa amistad que el cargo de entrenador del Barcelona. Su respuesta siempre ha sido la misma cuando alguien se lo ha insinuado, no hay ninguna opcin de que se siente en el banquillo azulgrana.

Queda por ver si la Directiva acepta su respuesta si en un futuro considera el relevo del entrenador. Aunque la situacin en este momento es muy delicada, el Barcelona puede mejorar en los prximos partidos con la llegada de los refuerzos, jugadores que se recuperan de lesin. En los prximos das volver Ansu Fati, Pedri, el Kun y Dembl. Con estos futbolistas el nivel del equipo sube considerablemente y en el club confan en que los resultados sean otros.

Koeman sabe que los tres prximos partidos sern claves para ponerse en una buena situacin en la Liga. Sera un primer paso para quitarse el mal sabor de boca que ha dejado la derrota frente al Bayern. Y luego viene tambin un partido decisivo frente al Benfica en Champions donde perder sera un nuevo drama.

.