El pasado jueves termin el plazo para pedir las entradas para el primer partido de Champions que se disputa en el Camp Nou esta temporada. No es un choque cualquiera porque el rival es el Bayern, uno de los grandes de Europa y con el que existe una cuenta pendiente desde hace dos aos cuando los azulgranas encajaron un dursimo 2-8. Para dicho encuentro, la Generalitat ha permitido que se ponga a la venta el 40% de las entradas disponibles. Es decir, que el Barcelona poda vender prcticamente 40.000 entradas.

El club activ el mecanismo previsto al no disponer del aforo completo y abri el plazo para que los socios abonados hicieran sus peticiones. Y aqu lleg la sorpresa porque ante uno de los grandes partidos que se pueden ver en Europa, los socios no cubrieron el cupo de entradas a la venta. Hubo solamente 31.213 peticiones. Es decir que se quedaron cerca de ocho mil en taquilla. No fue necesario sorteo para repartirlas.

No es un hecho aislado porque en el anterior partido frente al Getafe tampoco se cubri el cupo. Entonces solamente se poda vender el 20% del aforo, lo que supone unas 20.000 entradas. Solamente se solicitaron 19.136 y no fue necesario tampoco el sorteo. Es cierto que era un partido a las cinco de la tarde en pleno mes de agosto y ante un rival de inferior categora como era el Getafe, pero la realidad es que el cupo no se cubri.

El dato da que pensar a la Directiva azulgrana. Es un claro sntoma de que algo no est funcionando cuando despus de ms de un ao con los campos cerrados, en el momento en que vuelven a venderse las entradas el pblico no responde. Y ms cuando uno de los partidos tiene el atractivo de un rival como el Bayern. Porque para este encuentro, ha habido ms de 25.000 socios abonados que no han querido ir a ver el partido, ni siquiera lo han solicitado.

Uno de los objetivos es conseguir que el ‘soci’ vuelva al Camp Nou. Aparte de cualquier campaa que quiera hacer el club, el principal reclamo ser una buena trayectoria deportiva, que el equipo enganche con su juego al aficionado. Desde la ltima vez que estuvo abierto el Camp Nou, se han marchado Messi, Luis Surez y Griezmann. Estos jugadores, sobre todo los dos primeros, es evidente que eran un reclamo para que la gente fuera al ftbol. Ahora le toca el turno a Memphis, De Jong, Pedri y Ansu Fati. Veremos si lo consiguen.

.